Cabinas de teléfono, cine mudo y montañas en el Himalaya

De: mateocabello

01 29 pm

Etiquetas:, ,

Categoría: Fotografía

1 comentario

Apertura:f/7.1
Distancia focal:18 mm
ISO:200
Obturación:8 segundos
Cámara:Canon EOS 350D DIGITAL

Billy Wilder, el genial director de películas inolvidables como “Sabrina” o “Con faldas y a lo loco”, dirigió en 1950 “El crepúsculo de los dioses” (“Sunset Boulevard”, en versión original). En ella narra la historia de Norma Desmond, una vieja estrella del cine mudo, incapaz de aceptar que sus días de gloria pasaron, y que sueña con un retorno triunfante a la gran pantalla. La película, unanimemente considerada como una de las obras maestras del séptimo arte, está interpretada por Gloria Swanson, quien  en la vida real también fue una gran estrella del cine mudo y cuyos días de esplendor acabaron abruptamente con la llegada del sonido a la gran pantalla.

Hay una fotografía que circula en Facebook en la que se ven un bolígrafo y un casette. Debajo se puede leer: “nuestros hijos nunca entenderán la relación entre estos dos objetos”. ¿Queda alguien que todavía escuche  música en cassettes o que siga un walkman, que eran el summum de la modernidad apenas hace 15 años? Los CDs, que parecían que venían a quedarse con nosotros para siempre, tuvieron una existencia efímera, desplazados ya completamente por los nuevos formatos, con el MP3 a la cabeza, con los que se reproduce y comercializa la música en la actualidad. El video VHS acabó con el formato Beta, y éste a su vez fue completamente devorado por el formato DVD. Vivimos en un mundo en constante evolución donde los cambios se suceden a velocidad de vértigo. Es renovarse o morir;  no queda otra, es ley de vida.

Y renovarse es lo que han hecho las cábinas de teléfonos en Londres para poder sobrevivir. Lejos quedan los tiempos en que eran la única forma de hacer una llamada si uno estaba en la calle. Hoy en día, cuando casi todo el mundo tiene un móvil en el bolsillo, las cábinas de teléfono son casi un vestigio del pasado, una reliquia. ¿Quién utiliza hoy en día una cabina de teléfono?

Pero también son, y así lo han entendido las autoridades de Londres, un símbolo de la ciudad, como el Big Beng o los autobuses rojos de dos plantas. De ahí que el ayuntamiento, lejos de retirarlas por inservibles, las cuida como si fueran oro en paño.  Hoy en día, las cabinas son un reclamo para turistas. De ahí que sea n los lugares más transitados por los visitantes, como el Covent Garden o Picadilly, donde es más fácil encontrarlas. De hecho, no recuerdo haber pasado una sola vez que haya pasado junto a una de estas cabinas y que no hubiera un turista haciéndose una foto. 

A pesar de su popularidad, poca gente sabe que estas cabinas de teléfono comparten nombre con una montaña mítica: el K2 (este pico, situado en la cordillera del Himalaya, es la segunda montaña más alta del mundo (después del Everest) pero la primera, junto al Annapurna, en cuanto a dificultad técnica y tasa de mortalidad. Para los amantes del alpinismo recomiendo “No way down: life and death on K2” de Graham Bowley). K2 es el diminutivo de Kiosk 2, nombre con el que se conoció este modelo de cabina, diseñada por Gilbert Scott, quien ganó un concurso organizado por la Comisión Real de Bellas Artes, para sustituir a la K1, que debido a su fealdad eran de muy poco agrado para el gran público. Así fué como comenzó la historia de amor entre la K2, con sus maderas, su brillante color rojo y sus letras doradas (la K1, por ejemplo, era de color crema bastante feo), y la ciudad de Londres.

Como anécdota se puede decir que ha habido hasta seis modelos difernetes de cabinas en Inglaterra y Escocia (del K1 al K6), pero con muy poquísimas excepciones (en el zoo de Londres, por ejemplo, se puede ver todavía un modelo de K3, que por cierto, es de cemento, lo que le da un aire pesado y poco grácil ), la única que ha sobrevivido es la K2.

Así que ahí siguen las tradicionales cabinas rojas de Londres, relucientes y lustrosas como nunca, para delicia de turistas y visitantes.  

Anuncios

Un comentario el “Cabinas de teléfono, cine mudo y montañas en el Himalaya”

  1. Me gusta la foto Mateo, bonito contraste de colores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: