Trenes que iban hacia el norte…

De: mateocabello

01 20 am

Etiquetas:, , ,

Categoría: Fotografía

4 comentarios

Apertura:f/10
Distancia focal:42 mm
ISO:200
Obturación:1/14 segundos
Cámara:Canon EOS 350D DIGITAL

Me encantan los trenes.  Recuerdo que en mi primer gran viaje en tren fue de Granada a Santander. Yo tendría unos diez-once años e iba a participar en un campamento de verano de la Federación Española de Atletismo. Fue una aventura tremenda, cruzar España de lado a lado, teniendo que hacer trasbordo en Madrid, de Atocha a Chamartín. De Padul íbamos tres chicos, acompañados de dos monitores (¿te acuerdas, Valero?). Aventura con mayúsculas para un niño tan pequeño, de las que luego no se olvidan jamás.

Luego hice un par de viajes más a Madrid en tren, pero con la mejora de las autopistas en España a finales de los 80 y principios de los 90 resultaba más cómodo y más rápido coger el autobús, así que pasé un montón de años sin volver a subirme a un tren de largo recorrido. Con una sola excepción: cuando me incorporé al Servicio Militar en Ceuta, me dieron a escoger entre ir a Algeciras en autobús o en tren. Y como no, escogí este último, en parte porque el tren tardaba mucho más que el autobús y yo no tenía ninguna prisa por vestirme de verde. A pesar de los pesares y del nudo en el estómago que llevaba,  lo recuerdo como uno de los viajes más bonitos (y emocionantes) de mi vida, especialmente el tramo entre Ronda y Algeciras, cruzando la sierra de Grazalema de norte a sur. Precioso, precioso, precioso.

En Inglaterra los viajes en tren son el pan de cada día: voy y vengo a la oficina en Oxford en tren. Pero ello no quiere decir que los trenes hayan perdido su encanto. Todo lo contrario. Sin ir más lejos hay un viaje a Bath que no olvidaré nunca, igual que otro a Plymouth, con las vías del tren tan cerca del agua que las olas al romper salpicaban los vagones.

Hay una frase que me encanta y que dice que gran parte del atractivo del fútbol reside en su capacidad para devolvernos a la infancia cada fin de semana. Supongo que a mi con los trenes me pasa igual. Y está claro que no soy el único: no conozco muchas canciones que hablen de aviones o barcos pero hay un montón de canciones que sin embargo hablan de trenes (“cuando era más joven viajé en sucios trenes que iban hacia el norte…”). Pero la frase con la que más me identifico es del novelista americano Paul Theraux: “Rara vez he escuchado pasar un tren sin desear ir en él”…

Anuncios

4 comentarios el “Trenes que iban hacia el norte…”

  1. !!!!Cómo pude dejarte hacer ese viaje !!! .Cuando lo piendo ahora …me da miedo .

  2. Qué bonito, Mateo. Y cuántas frases con la palabra tren. “La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren”.

  3. This railway seems able to take one to eternality…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: