Londres para acabar el primer año de Nocturlabio (II)

De: mateocabello

12 27 pm

Etiquetas:, , ,

Categoría: Fotografía

1 comentario

Apertura:f/4.5
Distancia focal:80 mm
ISO:200
Obturación:1/160 segundos
Cámara:Canon EOS 350D DIGITAL

Y si decía antes que el río es la arteria vital de la ciudad, ¿qué se puede decir de la gente que vive en ella? En mi opinión, pocas ciudades (por no decir ninguna, quizás con la única excepción de Nueva York) son tan cosmpolitas y diversas como Londres. Aquí vive gente de todas las procedencias posibles, presentados en los más diversos formatos, colores, y envoltorios que uno pueda imaginar. Y por ello absolutamente nada (ninguna idea, religión, tendencia política, estilo musical, forma de vestir) está pasada de moda en Londres – lo más rancio y lo más moderno conviven a la vez, compartiendo espacios, todo plenamente vigente…

En Londres siempre se puede encontrar a alguien con tus mismas ideas, o gustos, o visión de vida. Por eso es tan buen lugar de acogida.

La foto de arriba es de un limpicristales en una mañana fría de invierno y con lluvia, haciendo su trabajo. Un trabajo bien jodido (y peligroso) para alguien humilde, seguramente un inmigrante. Y es que Londres es lugar de inmigración. Lo ha sido siempre: tierra de acogida para protestantes huyendo de las persecuciones religiosas en Francia en el siglo XVII, o para judíos escapando de la Inquisición española en el XVI o de los progroms rusos en el XIX; o de caribeños, pakistanies o africanos en busca de una vida mejor para su familia en está última mitad de siglo. Por eso, creo nadie mejor que ese limpiacristales para ilustrar lo que es Londres.

Y lo digo porque yo también soy emigrante, y también estoy aquí buscándome la vida. Y que sé lo complicado que se hace a veces el desarraigo… y estar lejos de la familia y los amigos. Y escribo esto precisamente en un día en que he leído en el periódico la historia de unos chicos españoles, de entre 20 y 30 años, que comparten un “piso-patera” en Londres (15 de ellos, compartiendo una casa con cuatro dormitorios), a la espera de una oportunidad, haciendo cualquier trabajo con el que salir adelante, a la espera de que les llegue su oportunidad.

Lo bueno de Londres es que todo el mundo sale adelante. Los judíos que llegaron hace siglo y medio al East End hoy son dueños de periódicos y empresas y bancos. Un porcentaje enorme de los médicos en el Reino Unido son de origen indio, hijos de los emigrantes que dejaron India hace 60 años. E igual empieza a pasar con los emigrantes chinos de segunda generación, que comienzan a florecer en el mundo de los negocios. Así que esos chicos españoles del piso-patera pueden estar seguros de que aunque los comienzos en Londres no son nunca fáciles del todo, su apuesta acabará bien en la mayoría de los casos… ojalá sea lo más pronto posible.

Anuncios

Un comentario el “Londres para acabar el primer año de Nocturlabio (II)”

  1. Muy buena foto y mejor reflexión. Mateo, ¿has olvidado aquel ejemplar del Sunday Time que me ibas a mandar?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: