Comer en Inglaterra

De: mateocabello

12 26 am

Etiquetas:, ,

Categoría: Fotografía

Deja un comentario

Apertura:f/4
Distancia focal:24 mm
ISO:200
Obturación:1/100 segundos
Cámara:Canon EOS 350D DIGITAL

La comida en el Reino Unido no es especialmente buena. Y no lo digo yo: es algo en lo que todo el mundo está más o menos de acuerdo, empezando por los propios británicos. Estamos hablando de una nación cuyas aportaciones a la gastronomía internacional se limitan al fish&chips (pescado con patatas fritas) y el English breakfast (una bomba de relojería de desayuno, a base de beans, bacon, salchichas, black pudding, patata y huevos, que por cierto a mi me encanta); y donde una de sus últimas innovaciones en materia de comida ha sido la deep fried mars, (si, si, una barra de chocolate Mars muy frita y rebozada en aceite). El problema no es tanto de aptitud – los británicos suelen apreciar la buena comida como el que más, sino más bien de falta de tradición culinaria y de buenos ingredientes con los que cocinar.

Pero la pobreza de la cocina británica se suple por un entusiasmo enorme por la comida que viene de fuera. De hecho, se podría decir que el curry (una especialidad india) es el plato nacional británico. La gente sale de marcha un viernes por la noche y la tradición es comer curry. Un ejemplo de ello es la Curry Mile en Manchester, una calle de casi un kilómetro y medio de largo, con más de 70 restaurantes indios donde degustar curry. Pero no sólo es la comida india la que está fuertemente implantada en el Reino Unido: no hay pueblecito, por pequeño que sea, donde no haya un par de sitios donde comprar comida china o árabe (kebabs, principalmente) para llevar a casa. Y los lugares donde comer comida española, mexicana, tailandesa o caribeña comienzan a hacerle seriamente la competencia a los omnipresentes restaurantes italianos.

La comida en España es fabulosa – estos días he estado allí y doy fe de ello. Pero los británicos suplen la pobreza de la suya con una variedad impresionante. Y se agradece mucho, la verdad, tener tantas opciones donde elegir. Ir caminando por la calle y poder decir, como la cosa más normal del mundo “¿te apetece que vayamos a un restaurante birmano (como el de la foto), a un brasileño o a un turco?” es estupendo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: