A vueltas con los caballitos tristes…

De: mateocabello

12 09 pm

Etiquetas:, , , , ,

Categoría: Fotografía

2 comentarios

Apertura:f/13
Distancia focal:55 mm
ISO:400
Obturación:1/400 segundos
Cámara:Canon EOS 350D DIGITAL

Decía en la entrada anterior que el caballito de madera bajo la lluvia en Madrid me había dejado un cierto sabor de tristeza. Pero no sólo eso: también me había generado una sensación enorme de familiaridad, como si fuera una foto que yo mismo hubiera ya tomado antes. Y sin embargo, estaba completamente seguro de que nunca antes había fotografiado ningún caballito de madera abandonado… Pero la sensación de familiridad no desaparecía.

Así que me puse a buscar en el archivo de fotos que he ido generando estos últimos años y eureka! allí estaba lo que andaba buscando… Esta foto del caballo en lo alto de la colina la tomé hace un año y medio, antes de que creara Nocturlabio, en Breacon Beacons, en las montañas del sur de Gales. A pesar de que hacía un día de perros, yo estaba de paseo por el campo, mochila al hombro, subiendo y bajando montañas, como siempre que tengo un par de días libres. Y cuando digo día de perros, literalmente quiero decir día de perros: frío, lluvia, viento… de todo un poco, pero en dosis abundantes.

Recuerdo que cuando vi el caballo a lo lejos pensé que sería una piedra. Pero cuando me fuí acercando me di cuenta de que era de verdad. Estaba allí, quietecito, mirando al valle que se abría a sus pies. Saqué la cámara y me fui acercando lentamente para que la foto saliera lo mejor posible. Pensé que el caballo se iba a asustar, pero no fue así. En un momento dado giró la cabeza, me miró, y siguió a lo suyo, mirando lo que fuera que mirase, pensando en lo que fuera que estuviera pensando.

Al igual que me pasó con el caballito de madera en Madrid, ese día en Breacon Beacons me quedé mirando un buen rato al caballo de verdad. Y al igual que me pasó con el caballito de madera de Madrid, cuando me alejé también lo hice con una cierta sensación de tristeza… está claro que por alguna razón u otra los caballos bajo la lluvia, ya sean de verdad o ya sean de mentira, me generan ternura y tristeza a partes iguales por alguna razón que no alcanzo a comprender…

Anuncios

2 comentarios el “A vueltas con los caballitos tristes…”

  1. Con el paisaje tan precioso que tiene delante ,no creo que el caballo esté triste …!!! Linda foto .sí señor !!!.Julia

  2. ¿Día de perros? Esta expresión no tiene nada que ver con las penosas condiciones de vida de algunos canes y si con la estrella más brillante de la constelación del Canis Major y su estrella más brilante, llamada Sirio, Estrella del Perro o, según los egipcios, Sothis; la estrella de referencia en su zodiaco. Su nombre viene del griego “serios” (ardiente).
    La primera aparición anual de la también conocida como Estrella del Nilo en el firmamento, coincidía con la crecida anual del río sagrado de los egipcios durante principios del actual mes de agosto. Ese era el inicio de los días más calurosos del año o como posteriormente describieron los romanos, la canícula o días del perro.
    Las incomodidades que el calor extremo suponía dan sentido a la expresión. Posteriormente se hizo extensible para describir cualquier situación de clima extremo combinada con alguna que otra adversidad que nos fastidiara el diita…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: