Domingo de lluvia (I)

De: mateocabello

04 02 pm

Etiquetas:, , ,

Categoría: Fotografía

4 comentarios

Apertura:f/5.6
Distancia focal:300 mm
ISO:800
Obturación:1/2500 segundos
Cámara:Canon EOS 350D DIGITAL

Domingo (pasado) y estoy en Kigali. Me levanto a las 8 de la mañana sin querer (esas gracias de la mente, que te hace que te desveles en los días menos oportunos) y fuera está lloviendo a mares. Pero a mares, literalmente. Desayuno, leo los periódicos en internet y fuera sigue diluviando. Imposible ir a ningún sitio. Y por supuesto, de ponerme a trabajar un domingo temprano ni hablar.

La única opcion que queda es la cámara. El día anterior, que también había llovido, había intentado captar las gotas de lluvia al caer sobre las hojas y las plantas que hay en la terracita de mi habitación que da al jardín, pero la luz era espantosa, así que el resultado no fue bueno. Así que tocaba intentarlo de nuevo.

Tecnicamente el reto era complicadillo: para congelar las gotas de lluvia al caer la velocidad de obturación tenía que ser lo más alta posible, mucho menos que una milésima de segundo (el shutter 2500 que aparece en las especificaciones técnicas de la foto). El problema es que a más velocidad, también entra menos luz y las fotos salen más oscuras… había por tanto que conjugar velocidad y luz, llegar a un equilibrio entre ambas. La clave era encontrar no sólo una planta o una flor que estuviera chula, sino que tuviera un un enfoque donde captara la mayor luz posible de fondo, para así poder aumentar la velocidad.

Total, que acabé tirado en el suelo de la habitación, apoyado sobre los codos, en una postura más de francontirador que de fotógrafo. Ahora había que estar rápido y despierto: la planta que había elegido era una especie de cactus, y en una de sus hojas se acumulaba el agua… lo que buscaba era captar el momento en que cayera una gotaza de lluvia y el agua de la planta se desboradara. El problema: estar tirado en el suelo, apoyado sobre los codos, es terriblemente incómodo, y tienes que cambiar de postura cada medio minuto. No os podeis ni imaginar la de veces que cayó la gota perfecta justo en el momento en que me movía. Un calvario… pero la paciencia da siempre sus frutos y al final lo logré…

Quizás no es la foto más bonita que he sacado, pero si de las que estoy más orgulloso, porque tecnicamente es la más difícil que he hecho nunca. Y sobre todo, porque conseguí plasmar exactamente lo que quería, que es el mejor signo de que vas aprendiendo. Porque no nos engañemos: muchas fotos salen por suerte. Lo difícil, lo realmente difícil es decir “quiero que esto salga así” y que salga así realmente.

La foto es del momento en que cae la gota sobre la planta, y lo tiene todo: las gotitas minúsculas, que forma la gota gorda al caer, y el agua al desbordarse de la hoja. El fondo azul de atrás, por cierto, es la piscina del hotel que hoy he probado por primera vez, al volver del campo…

Por cierto, decir como curiosidad que si se le da la vuelta a la foto y se aumentan mucho las gotas de agua que caen de la hoja, se ve el jardín del hotel y la piscina bastante bien. Curiosidades de la óptica… jejeje

Anuncios

4 comentarios el “Domingo de lluvia (I)”

  1. Conjugar, esa es la cuestión.

    Firmado:
    profe de español

  2. fantástica, Mateo – me encanta!!!!

  3. Genial. Me encanta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: